25 de julio de 2007

No importa

La clase o el estilo innovador de su diseño, no importa que compañía C. x A. maneje la cadena que sucursales que te toque usar, no importa si ofrecen un servicio cinco estrellas si es tres o de dos ni siquiera si el mas paupérrimo que por falta de dinero o de tiempo decidas usar, no importa si tienen servicio de camareros o DVD con pantalla LCD plana, tampoco si la educación de tu vecino te permita tranquilizarte y relajarte evitando hacer sonidos exagerado y repugnantes, ni siquiera de la comodidad del asiento que te brinden, o de la textura del mismo, no importa lo largo que sea tu viaje o corto que se tu experiencia, si tienen una neverita y te permite un vaso de agua fría o alguna cerveza si se trata de algo muy especial y muy bien planeado, no depende del precio que has pagado por el servicio ni calidad del mismo, no importa lo mucho que lo intentes no podrás. No importa si tu compañero o compañera este relajado o relajada y deja de hablarte, decirte cosas que en ese momento no te interesan y de moverse, no importa que hicieras mil ejercicios y estas agotado a la hora de por fin tranquilizarte e intentar dormir un copo, aunque que duermas por media hora o por 2 seguidas es imposible descansar y estar bien relajado a la hora de llegar a tu destino cuando viajas en minibús, mal pensados...

6 comentarios:

alyohara dijo...

#$%^&**( pense q era otra cos y yo matandome leyendo ,nice= pic

Will dijo...

lo sospeche desde un principio...

Paraíso Divino dijo...

Bendiciones estimado Santuario... me quedé con la cara larga y solo me queda sonreir !!

Joan Guerrero dijo...

Vaya, que viaje de regreso más fuerte e incómodo.

Cheluca dijo...

Se nota que estoy desconectá de ese "doble sentido" porque no pensé mal ni por una milésima de segundo... puaj! qué aburrida!

sexydaisy dijo...

yo si pense muy malllll como andan tantos sexmemes, ya me estoy acostumbrando.